"La experiencia de la humanidad en la Tierra siempre cambia en la medida en que el hombre se desarrolla y debe lidiar con nuevas combinaciones de elementos; el escritor que quiera ser más que el eco de sus predecesores debe siempre encontrar la expresión para algo que nunca haya sido expresado, debe ser capaz de dominar un nuevo conjunto de fenómenos… Con cada victoria del intelecto humano así, ya sea en historia, filosofía o poesía, experimentamos una satisfacción profunda: hemos sido curados del dolor causado por el desorden, aliviados de una parte de la opresiva carga de eventos que no comprendemos”.
Edmund Wilson

26 enero 2016

"El pulpo", Paul Andreota

Ilya Efimovich Repin (1844-1930)

Se trata de una novela policial excepcional. Situada en los sesenta, en la costa francesa, la novela habla de la investigación que se lleva a cabo por el hallazgo del cadáver de una hermosa joven estadounidense que viajaba de mochilera.
El registro es sumamente original para un policial, ya que no hay un único investigador que lleva a cabo la pesquisa, sino que ésta es protagonista en sí misma, poniendo en foco las idas y vueltas burocráticas así como todo el engranaje que se moviliza a partir de un suceso semejante (derivaciones políticas, mediáticas, interpersonales). Simple, directa y expeditiva, nunca pierde el rumbo. Porque si bien no es el policial típico, cumple a rajatabla con los elementos básicos del género y mantiene cautivo al lector.
La novela es lúcida y resulta actual, con el dibujo como al pasar de una galería de personajes diversos, la mayoría de ellos sumidos en el desencanto y la vacuidad.
Me encantó la manera en que se resuelve el enigma, de lo cual dependía la decisión de inclinarse hacia la tesis de corte misógino o hacia la más profunda reflexión sobre la libertad personal. El autor le dio a la novela el final que esperábamos para declararlo un artista de mente aguda y despejada. 
Yo la recomiendo fervientemente, especialmente para realizar una lectura desde la perspectiva de género.

PAUL ANDREOTA: además de escribir novelas policiales, el autor fue cineasta, dirigiendo una cuarentena de películas 

No hay comentarios: