"La experiencia de la humanidad en la Tierra siempre cambia en la medida en que el hombre se desarrolla y debe lidiar con nuevas combinaciones de elementos; el escritor que quiera ser más que el eco de sus predecesores debe siempre encontrar la expresión para algo que nunca haya sido expresado, debe ser capaz de dominar un nuevo conjunto de fenómenos… Con cada victoria del intelecto humano así, ya sea en historia, filosofía o poesía, experimentamos una satisfacción profunda: hemos sido curados del dolor causado por el desorden, aliviados de una parte de la opresiva carga de eventos que no comprendemos”.
Edmund Wilson

07 junio 2015

"Pagarás con maldad", Margaret Millar

Hurgando entre distintos títulos de la célebre serie Selecciones del séptimo círculo, me decidí a elegir policiales escritos por mujeres. Es así como me encontré con esta joyita de Millar escrita en los `50. Un texto ameno, fresco, plagado de lúcidas descripciones y de detalles que todo el tiempo ponen en primera fila a las cuestiones de género.
La trama no responde al molde estricto del policial, en el sentido de que no empieza con un cadáver, sin embargo sí está metido de lleno en el género por el tenor y ambiente de las aventuras que se van desarrollando (podría catalogarse como un policial negro light). El personaje principal es la bella doctora Charlotte Keating, una mujer independiente, sobria y sin miedo. Su vida privada se mezcla con hechos criminales a partir de la desesperada visita de la joven Violet a su consultorio, hasta llegar al desenlace que resulta bastante sorpresivo.
La historia de la propia Millar es bastante curiosa, ya que se trata de una madre de familia, que se dio cuenta de que sería más feliz escribiendo novelas policiales. Su marido apoyó este proyecto personal de Margaret, y con el pasar de los años, se convirtió él también en escritor de novelas de misterio, con el seudónimo de Ross Macdonald -no pudo usar su apellido, ya que lo usaba Margaret-. Ambos recibieron grandes distinciones en el rubro, aunque, al parecer, él fue más conocido que ella. Al respecto, leer: "La del talento es mi señora".
Una linda novela para pasar una tarde de domingo.

No hay comentarios: