"La experiencia de la humanidad en la Tierra siempre cambia en la medida en que el hombre se desarrolla y debe lidiar con nuevas combinaciones de elementos; el escritor que quiera ser más que el eco de sus predecesores debe siempre encontrar la expresión para algo que nunca haya sido expresado, debe ser capaz de dominar un nuevo conjunto de fenómenos… Con cada victoria del intelecto humano así, ya sea en historia, filosofía o poesía, experimentamos una satisfacción profunda: hemos sido curados del dolor causado por el desorden, aliviados de una parte de la opresiva carga de eventos que no comprendemos”.
Edmund Wilson

09 mayo 2015

"Las buenas conciencias", Carlos Fuentes


Se trata de una novela muy interesante para aquellos lectores capaces de adentrarse en las contradicciones, injusticias e hipocresías sociales latinoamericanas del siglo pasado, bajo el amparo de la santa Iglesia Católica. La novela describe a la sociedad burguesa y conservadora de Guanajato a través del tiempo; lo hace a través de la historia de la familia Ceballos y, especialmente, de los vaivenes del joven Jaime, atrapado entre lo que siente y va descubriendo sobre el mundo y los preceptos hipócritas de su familia. La Historia mexicana queda asimismo bien plasmada en este texto.
Considero que se trata de una novela dura de leer para aquellas personas más sensibles a esta clase de temas (en lo personal, se me hizo muy dificil de sobrellevar).






"Las Buenas Conciencias" es una de las novelas menos populares del escritor mexicano, mas no por ello disminuye su trascendencia cultural o su grandeza literaria. Con una prosa envolvente y una narración rebosante de descripciones, tanto de lugares como de psicologías, esta novela publicada por el Fondo de Cultura Económica en 1959 es un retrato fiel de una sociedad "mocha" (extracto de esta interesante nota: Una buena conciencia: Carlos Fuentes 1928-2012 ).

También me gustó esta reseña de Lidia Castro Hernando. 

No hay comentarios: