"La experiencia de la humanidad en la Tierra siempre cambia en la medida en que el hombre se desarrolla y debe lidiar con nuevas combinaciones de elementos; el escritor que quiera ser más que el eco de sus predecesores debe siempre encontrar la expresión para algo que nunca haya sido expresado, debe ser capaz de dominar un nuevo conjunto de fenómenos… Con cada victoria del intelecto humano así, ya sea en historia, filosofía o poesía, experimentamos una satisfacción profunda: hemos sido curados del dolor causado por el desorden, aliviados de una parte de la opresiva carga de eventos que no comprendemos”.
Edmund Wilson

21 diciembre 2014

"Jardín de cemento", Ian Mc Ewan

Sally Mann

Se trata de una dura novela de este prolífico escritor. En esta historia, una primera persona que pertenece a un adolescente de quince años, nos narra el devenir familiar de cuatro hermanos luego de que el padre fallece. La narración es llana, simple, con descripciones muy certeras. El cemento del título se convierte en un símbolo que recorre toda la obra. Así de gris es también lo narrado, sin golpes bajos, con mucho dinamismo pero con una espesa pátina de sordidez. En cierto modo, me hizo acordar al texto recientemente leído: Grace, Tamar y el divino Lazlo
Una novela muy interesante (con mucho potencial fílmico), que a algunas personas podría llegar a chocar.

No hay comentarios: