"La experiencia de la humanidad en la Tierra siempre cambia en la medida en que el hombre se desarrolla y debe lidiar con nuevas combinaciones de elementos; el escritor que quiera ser más que el eco de sus predecesores debe siempre encontrar la expresión para algo que nunca haya sido expresado, debe ser capaz de dominar un nuevo conjunto de fenómenos… Con cada victoria del intelecto humano así, ya sea en historia, filosofía o poesía, experimentamos una satisfacción profunda: hemos sido curados del dolor causado por el desorden, aliviados de una parte de la opresiva carga de eventos que no comprendemos”.
Edmund Wilson

16 octubre 2014

"El teatro de la memoria", Pablo De Santis

Nigro es un médico que, recién salido de una turbia y misteriosa Fundación comandada por Fabrizio, se enfrenta como profesional  al caso de un hombre amnésico. También conoce a una mujer de la que quedará prendado y vive un puñado de aventuras como antihéroe en un clima de científicos y misterios urbanos. 
Si bien la novela es rápida de leer y conserva un ritmo ameno, está plagada de inverosimilitudes, de detalles que quedan colgados, de indefiniciones estéticas. Una historia que todo el tiempo tiene tintes de policial sesudo (va y viene con reflexiones y perlitas de estudios sobre la memoria) y que -con muy poca maestría- se va internando en la ciencia ficción (por ponerle un género a eso que se nos presenta). En mi opinión, es algo parecida a una de esas novelas famosas de Piglia, pero -esto sí que es un logro- aún peor.  
Estoy entre recomendarla como lectura "tengo-que-viajar-en-colectivo-y-no-tengo-otra-cosa-a-mano" y no recomedarla en absoluto.

Jason Taylor



No hay comentarios: