"La experiencia de la humanidad en la Tierra siempre cambia en la medida en que el hombre se desarrolla y debe lidiar con nuevas combinaciones de elementos; el escritor que quiera ser más que el eco de sus predecesores debe siempre encontrar la expresión para algo que nunca haya sido expresado, debe ser capaz de dominar un nuevo conjunto de fenómenos… Con cada victoria del intelecto humano así, ya sea en historia, filosofía o poesía, experimentamos una satisfacción profunda: hemos sido curados del dolor causado por el desorden, aliviados de una parte de la opresiva carga de eventos que no comprendemos”.
Edmund Wilson

22 abril 2014

"Salón de belleza", Mario Bellatin


Maleonn

Se trata de una cortísima nouvelle que sorprende en todo momento.
Con un estilo ultra simple y en primera persona, nos acercamos a la historia de un salón de belleza regenteado por un hombre transexual, amante de los peces, que de un día para otro se convierte en un singular samaritano. Es que una enfermedad terminal (de llamativas similitudes con el SIDA) acosa a la población y este salón de belleza se convierte repentinamente en un "Moridero", donde los huéspedes (sólo hombres) llegan a morir dignamente. Analogías entre los peces y las personas, contrastes entre el pasado y el presente, las caras de la vida y la muerte nos esperan en cada página.
La historia contada es simple, breve y certera, en ningún momento hay floreos discursivos ni desvíos argumentales. Y sin embargo, el efecto de la obra es contundente: sentimos en plena cara cómo se mezclan los aires de un realismo oscuro con los vigorosos soplos  (inusuales en la literatura actual) de la mejor ficción, al estilo de los cuentos de hadas o de aquellos de las 1001 noches, donde la historia se impone por sobre otros aspectos de la escritura.
El contar que entroniza el contar, colorido, sorprendente y con destellos siempre presentes de nuestra más desolada realidad. Diez puntos.

No hay comentarios: