"La experiencia de la humanidad en la Tierra siempre cambia en la medida en que el hombre se desarrolla y debe lidiar con nuevas combinaciones de elementos; el escritor que quiera ser más que el eco de sus predecesores debe siempre encontrar la expresión para algo que nunca haya sido expresado, debe ser capaz de dominar un nuevo conjunto de fenómenos… Con cada victoria del intelecto humano así, ya sea en historia, filosofía o poesía, experimentamos una satisfacción profunda: hemos sido curados del dolor causado por el desorden, aliviados de una parte de la opresiva carga de eventos que no comprendemos”.
Edmund Wilson

02 junio 2013

"El horizonte", Patrick Modiano

La novela se sitúa en el presente de un hombre mayor que rescata fragmentos de su vida. De este modo, se arma el relato de lo vivido cuarenta años atrás, en la París triste y desencantada que nos suele mostrar Modiano. Tanto Jean Bosmans (el protagonista) como Margaret Le Coz son dos jóvenes acosados por figuras del pasado y por la incertidumbre del futuro.
La historia -narrada en un indirecto libre- comienza de manera un tanto fragmentaria y rápidamente toma consistencia, hasta llegar al final donde se vuelve al presente y se cierran algunas de las puertas abiertas en el pasado. Durante todo el desarrollo hay un clima de tragedia inminente, los protagonistas se mueven como fantasmas por la ciudad, casi involuntariamente. Como siempre, la narrativa del autor carece de tensión, todo se da con tranquila fluidez. Contrapuesto a tanto gris, los personajes secundarios presentan un tenor más vivaz, al igual que algunas locaciones de la acción.
Se trata de una novela ágil, muy en la línea de otras novelas del autor, y bastante entretenida de leer, a pesar de su ritmo pausado.
Ideal para regalarla a un lector/a estándar o leérsela tomando un té.

Seurat

No hay comentarios: