"La experiencia de la humanidad en la Tierra siempre cambia en la medida en que el hombre se desarrolla y debe lidiar con nuevas combinaciones de elementos; el escritor que quiera ser más que el eco de sus predecesores debe siempre encontrar la expresión para algo que nunca haya sido expresado, debe ser capaz de dominar un nuevo conjunto de fenómenos… Con cada victoria del intelecto humano así, ya sea en historia, filosofía o poesía, experimentamos una satisfacción profunda: hemos sido curados del dolor causado por el desorden, aliviados de una parte de la opresiva carga de eventos que no comprendemos”.
Edmund Wilson

08 marzo 2013

"After dark", Haruki Murakami


Rene Almanza

Una muy buena novela del famoso autor japonés.
Una novela que es casi un guión cinematográfico: tal es el énfasis que se pone en lo capturado por el ojo del narrador (con descripciones propias de este género), al que acompañamos literalmente en algunos pasajes. 
El texto se desarrolla a lo largo de toda una noche, consignándose puntualmente el horario de cada episodio. Los espacios de la acción son dos, y van alternándose en la trama. En uno de ellos, la hermosísima Eri simplemente duerme en su habitación. Sin embargo, no todo es lo que parece y pronto seremos testigos en 1º persona de un hecho singular y enigmático. Por su parte, su acomplejada hermana menor -Mari- ha decidido pasar esa noche en vela, para eso se dirige a un ruidoso barrio nocturno, donde no tardarán en aparecer distintos personajes y revelaciones.
La novela se desarrolla a buen ritmo, con muy buenos diálogos, en especial, los que se mantienen entre mujeres; ya que cuando hablamos del personaje masculino central -un joven músico- estamos quizás peligrosamente cerca de lo pretensioso, de esa singularidad que suelen exhibir algunos personajes de ficción y que no es enteramente creíble.
La novela, que empieza como una historia de encuentros juveniles más, pronto se sumergirá en aguas más profundas, donde afloran temas como la relación entre hermanos (tema que crece a lo largo de la novela), las opciones que se toman en la vida y la violencia de género (con pasajes muy bien logrados).
Al leer el texto tenemos la sensación casi palpable de hallarnos en los lugares descriptos, vagando por esa noche que vive Mari, y sería realmente maravilloso poder leer la novela con la banda de sonido que va pautando el autor (como siempre, el jazz). La paleta de personajes está muy bien definida y, exceptuando esos cultismos europeístas que le gustan al autor (y que en lo personal me chocan), toda la escritura es muy consistente.
En cuanto al nivel conceptual, la novela no ofrece nada sobre lo que un lector más entrenado no haya leído o pensado aún, sin embargo me logró entretener y conmover. 

Una crítica con la que estoy de acuerdo en varios puntos:
http://www.papelenblanco.com/novela/after-dark-de-haruki-murakami



No hay comentarios: