"La experiencia de la humanidad en la Tierra siempre cambia en la medida en que el hombre se desarrolla y debe lidiar con nuevas combinaciones de elementos; el escritor que quiera ser más que el eco de sus predecesores debe siempre encontrar la expresión para algo que nunca haya sido expresado, debe ser capaz de dominar un nuevo conjunto de fenómenos… Con cada victoria del intelecto humano así, ya sea en historia, filosofía o poesía, experimentamos una satisfacción profunda: hemos sido curados del dolor causado por el desorden, aliviados de una parte de la opresiva carga de eventos que no comprendemos”.
Edmund Wilson

11 noviembre 2012

"Pobby y Dingan", de Ben Rice



Una novela corta, conmovedora y bella.
Narrada en primera persona, cuenta las vivencias de una familia que vive en  un rudo pueblo de una de las zonas de minas de ópalo australianas. El padre, obsesionado por encontrar un ópalo que los saque de la pobreza; la madre, una inglesa que se siente frustrada; el narrador, Ashmol, un niño harto de su  hermana Kellyanne y  de sus dos amigos imaginarios que la acompañan a todas partes (el niño Pobby  y la  hermosa niña Dingan). Este es el estado de situación al comienzo de la novelita.
Un día, Pobby y Dingan se pierden, y desde ese momento se transforma la vida de esta familia y (de un modo que trae reminiscencias a "El ahogado más hermoso del mundo") también la del pueblo entero.
El texto te lleva de la mano, por el dinamismo y naturalidad de la narración, a través de una historia que por momentos se interna muy sutilmente en la fantasía, pero que no deja nunca de mostrar el lado realistamente salvaje de la existencia contemporánea.
Me recordó un poco a "La perla", de Steinbeck, aunque en el presente caso haya mayor colorido en las imágenes. Considero este texto ideal para leerlo en la escuela, con pre adolescentes de 12 a 14 años. Está muy bien montada a nivel estructural, es ágil y dinámica, muestra personajes de variados matices que van cambiando su actitud a lo largo del texto (a diferencia de relatos del género que presentan tipos polarizados y estáticos), presenta un par de cabos no atados (que favorecen la diversidad de hipótesis de lectura), plantea cuestiones éticas y temas muy interesantes, y, por si fuera poco, maneja un cierto pequeño nivel de soeza en su vocabulario que la exime de ser un relato ñoño.
Una joyita.

No hay comentarios: