"La experiencia de la humanidad en la Tierra siempre cambia en la medida en que el hombre se desarrolla y debe lidiar con nuevas combinaciones de elementos; el escritor que quiera ser más que el eco de sus predecesores debe siempre encontrar la expresión para algo que nunca haya sido expresado, debe ser capaz de dominar un nuevo conjunto de fenómenos… Con cada victoria del intelecto humano así, ya sea en historia, filosofía o poesía, experimentamos una satisfacción profunda: hemos sido curados del dolor causado por el desorden, aliviados de una parte de la opresiva carga de eventos que no comprendemos”.
Edmund Wilson

18 septiembre 2012

"La mesera era nueva", Dominique Fabre


Esta novela (relativamente corta) puede resumirse como "el mundo a través de los ojos de un mozo".
En los suburbios de París, un hombre cincuentón nos relata en primera persona sus vivencias diarias durante aproxidamente una semana. La mesera era nueva, ya que Sabrina (la moza anterior) estaba con gripe, el patrón no aparece, la patrona se sale de su eje, y Pierre (el protagonista) y el cocinero africano Amadee se las tienen que rebuscar para seguir con la vida habitual del café restaurante. 
La soledad, la automatización contemporánea de las urbes y el sentido de la vida son los temas que destaca este texto. Simple en su escritura (quizás, tratando de emular cierto candor de la mirada del mozo), precisa, sin floreos ni digresiones, la historia avanza a ritmo parejo, con bastante de cinematográfico.
De buena factura y teniendo en cuenta cómo logra corporizar la tristeza hacia el final, la novela no está mal, y es una buena lectura para pasar el rato, si un amigo te la presta o la sacás de la biblioteca.
En lo personal, a mí no me aportó mucho, es que esta mirada desencantada de la contemporaneidad ya fue relatada muchas veces; creo que en lo conceptual, no significa un gran aporte a los lectores más viejos. Pienso que la historia central (esa ausencia abrupta del patrón) podria haber sido explotada con menos realismo y de esta manera ofrecernos una historia un poco más original. Pero en este caso, se estaría saliendo del plan de la novela, que es pintar un fresco realista y melancólico de la vacuidad de las ciudades; lo logra.

Una entrevista al autor, realmente un lindo tipo.

No hay comentarios: