"La experiencia de la humanidad en la Tierra siempre cambia en la medida en que el hombre se desarrolla y debe lidiar con nuevas combinaciones de elementos; el escritor que quiera ser más que el eco de sus predecesores debe siempre encontrar la expresión para algo que nunca haya sido expresado, debe ser capaz de dominar un nuevo conjunto de fenómenos… Con cada victoria del intelecto humano así, ya sea en historia, filosofía o poesía, experimentamos una satisfacción profunda: hemos sido curados del dolor causado por el desorden, aliviados de una parte de la opresiva carga de eventos que no comprendemos”.
Edmund Wilson

14 mayo 2012

"La presa", de Kenzaburo Oé

Una intensa novela corta (como muchos textos japoneses) en la que la crudeza tiene un rol destacado.
El marco es la guerra, pero la historia profundamente universal.
En un rústico y aislado pueblo japonés cae un avión y sobrevive un soldado negro. Desde el punto de vista de su protagonista (un pre adolescente), este singular prisionero supone un mundo nuevo, un descubrimiento del todo sensorial y humano. La fábula nos habla de la tragedia que podemos ser los seres humanos.
La narración se desarrolla con la destreza habitual de Oé. Lo mismo sucede con los tiempos de la acción: todo se encuentra dispuesto de manera equilibrada, con un logrado in crescendo que atrapa y sorprende al lector.
Excelente.

Francoise Nielly


No hay comentarios: