"La experiencia de la humanidad en la Tierra siempre cambia en la medida en que el hombre se desarrolla y debe lidiar con nuevas combinaciones de elementos; el escritor que quiera ser más que el eco de sus predecesores debe siempre encontrar la expresión para algo que nunca haya sido expresado, debe ser capaz de dominar un nuevo conjunto de fenómenos… Con cada victoria del intelecto humano así, ya sea en historia, filosofía o poesía, experimentamos una satisfacción profunda: hemos sido curados del dolor causado por el desorden, aliviados de una parte de la opresiva carga de eventos que no comprendemos”.
Edmund Wilson

30 enero 2012

"La culpa", Dal Masetto

Se trata de una novela muy sólida, bien estructurada a nivel narrativo y sobria en cuanto a su redacción.
La historia gira en torno a un hombre que vuelve sobre los pasos de un viaje crucial, realizado 17 años atrás, a una localidad al sur de Brasil. Es un viaje iniciático, en el que el protagonista trata de encontrar la punta de un hilo existencial que perdió. César (un pintor cincuentón) había realizado este viaje con Lucía, una chica que marcó un antes y un después en su vida y que es el personaje a contraluz, siempre presente. Ella, y todo lo que hicieron juntos durante aquel primer viaje, se sobreimprime a las vivencias actuales. Estas nuevas experiencias (que cumplen del rol de ocupar la aplazada visita a un morro cercano) son mayormente amenas, coloridas y tienen nombre propio: Vera, el panadero, el librero, Paulo, Nara... La novela avanza a ritmo parejo y logra hacernos meter en el paisaje brasileño.
El narrador, desde la perspectiva de César, está cargado de melancolía, sin embargo la novela esquiva el golpe bajo, algo en lo que podría haber sido fácil caer al tocar el terrible tema de la última dictadura argentina.
El libro presenta señuelos y símbolos muy evidentes. Sin embargo, a mí me hizo reflexionar sobre las relaciones entre hombres y mujeres; me parece que hay algo en la relación entre Lucía y César que uno como lector puede ver, y el personaje principal no. Bueno, pero esto es muy personal.
Me gustó.

ACA, una entrevista que le hicieron al autor, sobre esta obra.

No hay comentarios: