"La experiencia de la humanidad en la Tierra siempre cambia en la medida en que el hombre se desarrolla y debe lidiar con nuevas combinaciones de elementos; el escritor que quiera ser más que el eco de sus predecesores debe siempre encontrar la expresión para algo que nunca haya sido expresado, debe ser capaz de dominar un nuevo conjunto de fenómenos… Con cada victoria del intelecto humano así, ya sea en historia, filosofía o poesía, experimentamos una satisfacción profunda: hemos sido curados del dolor causado por el desorden, aliviados de una parte de la opresiva carga de eventos que no comprendemos”.
Edmund Wilson

08 julio 2011

"Con temblorosa caída", Joyce Carol Oates


Se trata de la primera novela de esta prestigiosa autora norteamericana. Dividida en tres capítulos (Primavera, Verano y Otoño) presenta una historia muy definida. Ésta comienza en el ámbito rural, con un narrador en tercera persona enfocado en Karen, una hermosa y singular jovencita que no termina de cuajar con el modelo de hija menor que le está destinado. Ribetes de histeria y atracción por el misticismo, incapacidad de comunicarse con los otros. Para que esta historia (que puede ser vista como una historia de amor y obsesión) se complete tiene que aparecer el personaje de Shar: violento, pasional, conflictivo. Alrededor de estos dos personajes se teje toda la trama. La acción se traslada a coloridos pueblos costeros, donde se desarrollan carreras de autos, en un clima siempre cargado de tensión, hostilidad y una latente agresividad. Es éste el entorno predominante de la novela, con momentos de climax en los que estalla esta tensión.
La historia avanza a ritmo regular, presentando concisas descripciones y ajustados diálogos que le otorgan una estética cinematográfica.
El conflicto vivencial de cada uno de los protagonistas queda muy claramente plasmado en las distintas etapas en que éste se desarrolla (en este sentido, se presenta una clara y bien manejada evolución del carácter de los personajes). El mensaje transmitido es verdaderamente triste.
Más que una historia de amor, creo que es una novela que habla de la perenne soledad del ser humano cuando se revela incapaz de unirse de alguna manera a aquellos que ama. A pesar de la destreza narrativa desarrollada (fluidez, transparencia, contundencia de lo contado), en lo personal no logré empatizar con los personajes ni con lo narrado, ni siquiera en los momentos en que lo cruel y descarnado se erigía en todo su dramatismo.

No hay comentarios: