"La experiencia de la humanidad en la Tierra siempre cambia en la medida en que el hombre se desarrolla y debe lidiar con nuevas combinaciones de elementos; el escritor que quiera ser más que el eco de sus predecesores debe siempre encontrar la expresión para algo que nunca haya sido expresado, debe ser capaz de dominar un nuevo conjunto de fenómenos… Con cada victoria del intelecto humano así, ya sea en historia, filosofía o poesía, experimentamos una satisfacción profunda: hemos sido curados del dolor causado por el desorden, aliviados de una parte de la opresiva carga de eventos que no comprendemos”.
Edmund Wilson

26 junio 2011

"Diario de una buena vecina", de Doris Lessing


Excelente obra de la famosa escritora británica.
Se trata de un texto extenso que, a manera de diario personal y situada en los setenta, relata dos años de la vida de Janna, una sofisticada viuda que se hace amiga de una anciana indigente. De a poco, Janna va dejando la comodidad de su hogar para internarse en un crudo ámbito que le había sido completamente desconocido hasta ese momento. Frío, soledad, obstinación, grasa, mugre, orina. En la historia aparecen otras mujeres, de distintas edades y clases sociales. Historias de mujeres de la época de Guerras, historias de proletarias de los años setenta, las mujeres snob y sus conflictos... A nivel temático no hay mucho más que eso. Y sin embargo, se trata de una novela enorme, conmovedora, muy bien hilada, con muchos momentos que pueden sacudir la comodidad del lector, a pesar de lo cual no pierde nunca su calidez y su tono amigable.
La prosa es sumamente sencilla, sin ningún tipo de estridencias, pretensiones ni sentimentalismos, y sigue a la perfección las pautas del tipo de texto "diario íntimo". Tanto la simpleza del nivel reflexivo de la protagonista, como la claridad en las descripciones y narraciones presentadas posibilitan la entrada a un descarnado mundo que no por ser físicamente cercano resulta habitual o conocido para la mayoría de la gente. La vejez en toda su dimensión. La pobreza en toda su crudeza. Dentro de este mundo que se abre, se hace foco sobre las mujeres, capaces de llevar adelante verdaderas epopeyas silenciosas, sea la época que sea. Los distintos perfiles femeninos están muy bien delineados. Y Lessing tiene muñeca suficiente como para que en ningún momento se cuele un feminismo vacío de contenido, obsecuente o superficial: se trata, simplemente, de historias de mujeres.
Personalmente, admiro el estilo de la escritora en el que lo transparente posibilita la reflexión sobre aspectos profundos de la existencia y la sociedad. Creo que es posible que después de esta novela, el lector tenga una marcada sensación de proximidad al pasar por al lado de cualquier ancianita encorvada.
Un texto que nos interroga como personas y señala eso que muchos prefieren no ver. Por eso mismo, una lección de Humanidad y de buena Literatura.

1 comentario:

L.P. dijo...

Acabo de terminar de leer el liro y me ha parecido genial. Como dices una vez leído ya no se vuelve a mirar a las personas mayores de la misma forma.

Abrazos